Yo, Cristina F: La otra cara del “Sex, drugs and Rock n’ Roll”

Yo, Cristina F, es, probablemente, una de las películas más duras que he visto hasta la fecha. No es la típica historia de yonkis graciosos grandilocuentes, no es una crudeza irreal, no es Trainspotting, no es Requiem for a dream.

En esta película os encontraréis zombies, miradas perdidas, ojos rojos, caras llenas de manchas, apatía, abulia. Veréis la decadencia humana.


Yo, Cristina F, cuenta la historia de unos preadolescentes que, recorren un camino ascendente de drogas, cada vez más duras, de la mano de la Discoteca Sound, “la discoteca más moderna de toda Europa”. Hasta que finalmente la protagonista prueba la heroína después de un concierto de David Bowie (que tuvo a bien ceder sus canciones para la OST de la película), y queda enganchada a ella.

Esta película, dirigida por Uli Edel, nos transmite esta historia de drogadicción infantil de una manera bastante dura, realista e impactante, con escenas que, estoy segura, a más de uno se nos quedarán grabadas en la memoria por mucho tiempo.

La evolución que presenta la protagonista es enorme, en ella se pueden ver perfectamente los factores que le hacen llegar hasta donde está, por increíble que parezca, podremos ver los motivos que llevan a una niña a engancharse a la heroína, a prostituirse por un pico más, mentir a su familia… Su evolución de niña, a un zombie corroído por las drogas.

Sin duda esta es una pieza que todo cinéfilo adicto al cine de los 70 y 80 debería ver, la ambientación conseguida en la película te hace sumergirte por completo en ella, sus tonos grises, su música, esas escenas, planos, y fotografías que te hacen sentir la desesperación y abulia de los protagonistas en tu propia piel. Esta película roza casi lo documental debido a la escasez de los típicos recursos cinematográficos, que en este caso son completamente innecesarios para contar su historia y conseguir que nos adentremos en ella.

Solo quiero probarlo, eso es todo. Tengo un control total sobre mi misma

Solo apta para mentes fuertes, Yo, Cristina F, es una película que te hará sentir el desespero de sus protagonistas, su angustia, el dolor, y sobre todo, la soledad que envuelve a todos ellos, que pese a estar “juntos en esto”, están completamente aislados de los demás.

Pero no todo es drama en esta película, podrás sentir la energía, dejarte llevar por la música y la emoción de algunas escenas, podrás sentir como se rompen las normas, y ciertas risas proporcionadas por los bigotillos prepúberes de los protagonistas.


Espero que podáis disfrutar de lo que Yo, Cristina F ofrece y  que os dejéis llevar por esta maravillosa película y su historia.

Deja un comentario