“SEX CRIMINALS” Que se pare el mundo que yo me corro

ZZ06C1C2D9

¿Que harías si pudieras parar el tiempo a tu antojo? Mira, ni te lo pienses, porque harías lo que todos: HACER EL GUARRINDONGO ¿Me vas a decir que no bajarías algún que otro pantalón o tocarías alguna que otra cosa? Ya. A menos que, claro está, seas como los protagonistas de “Sex Criminals”, el cómic que hoy tratamos, entonces las guarrindongás las harías antes.

Escrito por Matt Fraction e ilustrado por Chip Zdarsky, en “Sex Criminals” encontramos a Suzie y a Jon, veinteañeros con sus particulares crisis de edad que sin conocerse han compartido una peculiaridad: cada vez que tienen un orgasmo detienen el tiempo, incluyendo a su partenaire, imposibilitando una vida sexual plenaUn día se conocen y descubren, eróticos momentos mediante, que si alcanzan el climax a la vez son capaces de estar juntos e interactuar durante el espacio en el que se queda el tiempo parado. ¿Que ocurre? Este  “no-tiempo” dura lo que dura el periodo refractario, esto es, el tiempo en el que después de un orgasmo aun no se puede tener otro y ni siquiera pueden excitarse…¿Y que hacen si no pueden  hacer cosas de guarrindongos como haríamos el resto de mortales? Pues fácil y sencillo, robar bancos aprovechando que todo está congelado para poder evitar la demolición de la biblioteca en la que trabaja Suzie. Lo normal. Lo normal hasta que aparece….la policía del sexo! Organización dedicada a vigilar a todos los humanos capaces de parar el tiempo. Porque sí, por lo visto le pasa a más gente. Así que esta es básicamente la carta de presentación: Comedia ligera de sexo y ciencia ficción.

sexcrimz

Dicho así de primeras parece una idea totalmente de noche de borrachera:
(dramatización)
– “Tiooo…se me ha ocurrido una cosa bruuuu-tal…mira…mira…la cosa va de una tipa…que está ahí scroll down y scroll up, no? ya sabes, con el rasca de la ONCE ahí a ver si toca premio…y BOM!!! vaya si le toca premio…chaval! se le para el tiempo!!…y entonces, entonces conoce a este otro tipo, que se parece un poco al parguela del Peter Parker, no? y el tío ahí, que está intentando fabricarse su propia telaraña y joder, hostia! se le para el tiempo a él también!”
– “Buahs…y que se le ilumine to’ la polla ahí…jajajajaja”
– “JO-DER tio, claro que sí!”

sex-criminals

Pero entonces ¿que hace especial a este cómic?

Sorpresa: Aunque pueda parecer que es una historia tonta, una excusa para mostrar a gente follando, dibujar tetas o que se trata a la ligera el sexo (no olvidemos que se nos presenta como una comedia) en realidad nos encontramos ante un tratamiento totalmente serio de la psicología humana visto desde el prisma sexual, cómo nos afecta como individuos y como nos afecta en relación con otras personas. Lo que en un principio se nos presenta como una serie de gags sexuales no tarda en descubrirse como excusa para profundizar en el papel del sexo en la formación vital de una persona ¿Que ocurre si tu primera masturbación la provoca el asesinato de tu padre y la posterior alcoholización de tu madre? ¿Que ocurre cuando utilizas tu cualidad de detener el tiempo para escapar de una vida de mierda? ¿Que ocurre cuando para ti ese tiempo detenido post-orgasmo es “La quietud”? y sin embargo ¿Que pasará si tu primera experiencia sexual se basa en la excitación que te ha producido un viejo recorte de revista porno tirado en el campo encontrado mientras te dan una paliza por freak? ¿Que ocurre si el uso que le das al tiempo congelado no es otro que robar más pornografia? ¿Que ocurre si para ti ese tiempo post-orgásmico es “Cumworld”? Y sobre todo esto…¿Como encajarian dos personas su Quietud y su Cumworld cuando a priori el significado es distinto para cada uno?

sex-criminals002

Matt Fraction se aprovecha de este punto de partida para ir construyendo una historia que en ocasiones es bonita y de follar mucho, pero que a la mínima que se rasque se descubre como un retrato brutal de las relaciones humanas y el lugar de un individuo en la sociedad. No en vano estamos frente a una obra donde todos dicen “Sexo” pero en realidad desean decir “Amor”. La incapacidad de Suzie y Jon de culminar el acto sexual con otra persona distinta no es si no la representación a modo de gag (gente congelada en posturas comprometidas, semen congelado en mitad del aire, etc.) de su propia incapacidad de encontrar su sitio, de encajar con alguien en su día a día debido a los traumas que arrastran. El mensaje, fuera de toda comicidad, se nos descubre como uno de los momentos más agrios de toda la historia: “Hay algo mal en mi, algo no funciona en mi y la vida que todos disfrutan se me es negada” Así, la capacidad de detener el tiempo se presenta aquí como un trauma más que marca al individuo y lo hace sentir incompleto. Solo al encontrar a otra persona con la misma cualidad, Suzie y Jon van a poder dejarse llevar, van a sentir que son especiales y no solo raros. La explosión de amor es inevitable y la pareja entra en una espiral de sexo desenfrenado disfrutado plenamente por primera vez hasta que todo se les va de las manos y asistimos a una de las mejores disecciones de la vida en pareja, sus gracias y desgracias,  que he visto nunca representada.

jukot4o

Pero, y aquí nuevamente, camuflado en una trama de ciencia ficción se nos descubren dos mensajes claros: 1 – El sexo es liberador y bueno. Nada te puede hacer sentir más libre que el sexo y la unión de dos o más seres sin ningún tipo de prejuicio. ¿Acaso Jon y Suzie decidiendo robar bancos mientras detienen el tiempo no es si no la exageración de la sensación de “hoy puedo con todo” que deja un buen polvo? y 2- El sexo es liberador, pero la sociedad prefiere que te lo guardas para ti. En el momento que los protagonistas empiezan a delinquir pasan a ser vigilados por la “Policía del sexo”, una suerte de comando liderado por una mujer impasible y que son los encargados de vigilar que no se cometan crímenes cada vez que se detiene el tiempo a causa del sexo y que va a poner a nuestros protagonistas contra las cuerdas. Si por un lado nunca han sido tan libres como en el momento que han aceptado su sexualidad por el otro, este ente policial propicia que vean al final el sexo como algo que solo les trae problemas. Encontramos  pues, aquí, reflejado en esta “policía del sexo” a la sociedad actual, tan dada a castigar y juzgar de manera severa bajo dudosas consignas morales toda sexualidad.

sx-criminals

Sin embargo, y aquí está lo increible del asunto, aunque los temas que se están tratando son serios, Fraction maneja con soltura el equilibrio entre la comicidad y el drama sin dejar que una se coma a la otra. La mayoría de situaciones en esta historia están construidas para buscar en el lector una sonrisa de complicidad, los gags se suceden practicamente de seguido, pero todos están cubriendo situaciones comprometidas para los protagonistas. Tiene auténticos gags de carcajada en momentos de lo más delicados:  peleas a muerte con dildos, situaciones embarazosas en visitas a ginecólogos buenorros obsesionados con la perfección de un cervix, padres castos pillados in fraganti con cuero, látigos y tachuelas…La situación es un no parar y gracias a la construcción de la historia, su manera de contarla, hace que sea un cómic fácilmente disfrutable. Toda la historia está contada en primera persona, al principio, por Jon y Suzie, rompiendo cada dos por tres la cuarta pared, haciendo al lector cómplice de cada cosa que sucede. Esto lo dota de una agilidad brutal y permite que el lector no se sienta molesto o contrariado por las escenas de sexo, ya que, aunque puede sonar mal, el lector pasa a ser uno más dentro de la experiencia. Y sobre todo, lo que demuestra el buen hacer del guionista es que aunque el lector acuda a la historia atraído por el tema sexual al final prevalezca la historia, el drama del día a día de una pareja por encima de todo el morbo del sexo. Y conseguir eso es todo un logro digno de elogiar.

Deja un comentario