Robe, lo que aletea en nuestras cabezas.

Por fin tenemos el nuevo trabajo en solitario de Robe aquí, como siempre, causando polémica, amado, odiado.

En este nuevo trabajo encontramos una versión más íntima de Roberto Iniesta, aún más si cabe que en sus últimos trabajos. Este albúm sería la culminación de la madurez del artista, que vimos empezar con fuerza con La ley innata, seguir con Material defectuoso e incluso llevarla a otro nivel uniéndola con sus inicios con los temas de Para todos los públicos.

En el album podemos ver a directamente a través del alma de Robe, su visión melancólica y su cierta misantropía en el tema de Nana cruel, a mi parecer de las mejores del CD, y que me recuerda mucho a Última generación.

Érase una vez una humanidad

Un trabajo mucho más melódico, más limpio, con un equipo de músicos que ha sabido captar a la perfección el sentido de las canciones y transformarlo en el sonido que ahora mismo irrumpe en nuestras cabezas para quedarse. Con jóvenes promesas como Carlitos Pérez, David Lerman Alber Fuentes, acompañados por artistas más veteranos como Lorenzo González, Álvaro Rodríguez Barroso y el propio Robe.

He de admitir que después de la primera escucha que le di al CD ayer a las 2 de la mañana sentí una decepción total, “Robe, qué coño has hecho?”, pero, a veces, las grandes obras no se aprecian con un solo vistazo.

Esta mañana, después de un par de escuchas más, mi visión sobre él ha cambiado totalmente (curiosamente es lo mismo que me pasó con la Ley innata, que hasta unos días después no dejé de pensar que era una basura de álbum). Maldita maravilla. Robe, lo has vuelto ha hacer, has vuelto a romper con todo de nuevo, has vuelto a crear temas que nos acompañarán por mucho tiempo, has vuelto a hacernos desconectar durante 43 minutos y a hacernos disfrutar de tu música.

Hay temas que simplemente son de lo mejor que he escuchado en mucho tiempo, son un pequeño oasis en la música de nuestros tiempos. Temas como Un suspiro acompasado, Nana cruel o Contra todos, éste último la gran sorpresa del disco.

Después de quedarme completamente prendada de la canción al escucharla en directo y seguir escuchándola en bucle en una calidad de audio pésima por fin la tenemos, una canción que marca, que se deja escuchar una y otra vez.

Sin lugar a dudas Robe en solitario es un nuevo concepto, quién espere encontrar otro nuevo CD de Extremoduro se equivoca y se va a llevar una gran decepción, os invito a todos a abrir la mente, a dejaros llevar por los temas de este nuevo trabajo, a dejar de lado el miedo a lo desconocido, a dejar de aferrarnos a Extremoduro, a dejar el “Es que Robe antes molaba, y se ha vuelto un blando” y disfrutar de esta oportunidad de descubrir algo nuevo que nos brinda.

Porque sí, ha madurado, cambiado, esto ya no es Extremoduro, pero no lo olvidéis. Sigue siendo Robe.

Y esta flor, que ya sabes que es tuya,
se descapulla,
recordando el roce de tus pelos.

 

Así que por todo esto, por seguir siendo tú, por seguir cambiando, por seguir adelante, evolucionar y volver a hacernos sentir. Gracias Robe.

 


 

Podéis encontrar el CD en spotify, itunes, youtube en el canal robeextremoVEVO y en amazon: Lo Que Aletea En Nuestras Cabezas

Deja un comentario